Servicio de Fisioterapia y Estimulación Física

FISIOTERAPIA Y ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta tanto a nivel cognitivo como físico. La fisioterapia juega un papel fundamental en el tratamiento de personas que padecen esta dolencia aumentando el confort y la calidad de vida del paciente y de sus familias.

En las sesiones de psicomotricidad y fisioterapia estimulamos las diferentes capacidades físicas con el objetivo de mantener el mayor tiempo posible las funciones y la autonomía del paciente. Antes de ingresar en el programa se valora a cada paciente y se determina el estado físico en el que se encuentra.

Con el objetivo de que los pacientes acepten estas terapias, las actividades se realizan de forma lúdica y adaptada a cada persona. Los grupos de trabajo son reducidos (entre cinco y ocho personas) y están distribuidos según el nivel de deterioro.

Las principales áreas de trabajo dentro del taller de psicomotricidad son: movilidad general, coordinación, marcha, equilibrio, resistencia, orientación espacial, esquema corporal, ritmo, reflejos, ejercicios cardio-respiratorios y lenguaje no verbal.

SERVICIO DE FISIOTERAPIA A DOMICILIO

La fisioterapia a domicilio conlleva efectos psíquicos favorables y conduce a un estado físico satisfactorio, factor importante por sus repercusiones en el deseo de recuperación de los enfermos encamados y con dificultades para las actividades de la vida diaria.

OBJETIVOS GENERALES

Son fundamentalmente:

  • Mantener o aumentar el trofismo y la potencia muscular.

  • Evitar la retracción de estructuras blandas articulares y periarticulares y distender las estructuras retraídas.

  • Prevenir la rigidez articular y mejorar la amplitud de la movilidad de las articulaciones limitadas.

  • Corregir posiciones viciosas y deformidades.

  • Mejorar la coordinación y el equilibrio.

  • Facilitar estímulos nerviosos que permitan conseguir la relajación y evitar o disminuir el dolor.

  • Mejorar la función respiratoria y circulatoria.

  • Estimular la atención del paciente.

  • Ante un período de inmovilización de una articulación:

    • preservar la función muscular

    • prevenir la atrofia muscular

    • prevenir la fibrosis

    • mantener y mejorar la movilidad articular