Servicio de Atención Psicológica y Estimulación Congnitiva

SERVICIO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA.

La enfermedad de Alzheimer no sólo afecta a la persona que manifiesta sus síntomas, sino también, y de forma significativa, al familiar-cuidador que se ocupa de atender al enfermo. Por eso, el servicio de atención psicológica se divide en dos áreas de trabajo fundamentales: atención al enfermo y atención a la familia.

-1. Atención al Enfermo de Alzheimer u otra demencia.

Inicialmente, la Neuropsicóloga del Equipo Multidisciplinar realiza una valoración neurospcicológica completa del paciente con Enfermedad de Alzheimer, con la administración de diferentes tests y baterías validadas científicamente, con el objetivo de conocer qué funciones cognitivas están alteradas y cómo son estas alteraciones; así como qué funciones quedan preservadas para poder planificar adecuadamente la terapia de estimulación cognitiva y poder asesorar adecuadamente a la familia. A su vez, la Neuropsicóloga, a través de la valiosa información que refiere la familia/cuidador principal, evalúa la conducta y el estado de ánimo del paciente, que también se ve alterado con la evolución de la demencia.

-2. Atención al Familiar o Cuidador principal.

Este programa se divide a su vez en dos servicios con los que se trata de atender las necesidades psicológicas y sociales de los familiares-cuidadores de los afectados de Alzheimer y sobretodo, evitar y tratar el síndrome del cuidador, consecuencia de grandes niveles de sobrecarga y en definitiva, mejorar su calidad de vida.

2.1. Programa de Atención Psicológica Individual.

Este programa tiene dos fines fundamentales: un fin educativo que permita al familiar-cuidador conocer la enfermedad y aprender a manejarla y a convivir con ella, recibiendo asesoramiento para ello y en función de su caso particular y, en segundo lugar, tratar clínicamente todas aquellas alteraciones psíquicas que pueden surgir como consecuencia de la convivencia con el afectado y de la sobrecarga, como alteraciones emocionales tales como la ansiedad, síntomas depresivos o procesos de duelo.

2.2. Programa de Atención Psicológica Grupal. Grupos de Ayuda Mutua.

Una vez al mes se realizan estos grupos a los que pueden asistir todos los familiares-cuidadores que lo deseen con el objetivo de compartir su experiencia con los demás, disminuyendo el aislamiento social y favoreciendo la extraversión del problema y crear vínculos entre las personas que comparten esta misma experiencia, promoviendo el debate sobre el problema y favoreciendo el aprendizaje de estrategias de afrontamiento.

Estos programas se desarrollan en las sedes de AFAE en la ciudad de Elche y en Crevillente.

TALLERES DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA EN LA SEDE DE ELCHE Y CREVILLENTE:

La estimulación cognitiva es una terapia no farmacológica que tiene por objeto mantener a la persona con demencia activa y estimulada. Trata de ralentizar en la medida de lo posible el deterioro cognitivo que conlleva la enfermedad.

La estimulación cognitiva engloba todas aquellas actividades que se dirigen a mejorar el funcionamiento cognitivo en general (memoria, lenguaje, razonamiento, cálculo, funciones ejecutivas, gnosias, praxias, esquema corporal, atención…)

Los talleres se llevan a cabo en el centro y se realizan de forma grupal. Dependiendo del deterioro cognitivo que presente la persona, (resultado de la valoración neuropsicológica), pertenecerá a un grupo o a otro, intentando de este modo que el grupo de trabajo sea lo más homogéneo posible.

Los talleres de estimulación tienen una doble finalidad: por un lado mantener el mayor tiempo posible las capacidades de la persona con demencia y por otro proporcionar a sus familiares un tiempo de respiro.

Para acceder a los talleres se deben cumplir unos requisitos:

  • Estar diagnosticado/a de Enfermedad de Alzheimer u otra demencia neurodegenerativa.

  • Presentar un deterioro cognitivo que todavía permita su estimulación.

  • No presentar graves problemas neuropsiquiátricos o de conducta.